Oferta especial para socios de la Peña Asturias F1

La agencia mayorista de viajes MundoTour España, S.L. (AV-102-AS) nos ha preparado una oferta especial para la Peña Asturias F1 con motivo del Gran Premio de España de Fórmula 1 que se celebrará en Montmeló (Barcelona) del 9 al 12 de mayo de 2014. El paquete incluye:

  • 3 Noches de hotel Olympic Park 4* o similar en Lloret de Mar
  • Regimen de media pensión (no incluye bebidas)
  • Entrada en Tribuna J
  • Camiseta MundoTour
  • Tapones anti-ruidos y colgante porta-entradas
  • Entrada fiesta en discoteca en Lloret de Mar (Sábado)
  • Entrada al Gran Casino Costa Brava (Viernes)
  • Entrada para el paseo por el Pit Lane (Jueves)
  • De regalo: traslados al circuito Sábado y Domingo

El precio final de esta oferta es de 379 € por persona en habitación doble (suplemento de habitación individual: 28 € neto por noche).

Puedes tramitar la oferta llamando al teléfono 902 32 32 82 o en la web de MundoTour.

Oferta especial GP de España de F1

Gran Premio de España de F1 desde Canarias

Viaje al Gran Premio de España de Fórmula 1 en Montmeló desde las Islas Canarias.

  • Avión ida y vuelta
  • 3 Noches hotel 4* en Lloret de Mar
  • Régimen de media pensión (no incluye bebidas)
  • Traslados in-out
  • Traslados al circuito sábado y domingo
  • Entrada en Pelouse
  • Entrada fiesta en discoteca

Precio: desde 499€ + tasas
Información y reservas: www.mundotour.es


Nota: Consulta precio con otro tipo de entrada.

Vettel gana en el desierto, Alonso resiste

Cerró la Fórmula 1 su fin de semana más comprometido con una carrera de estrategias y supervivencia, intensa y abierta, sin movimientos espectaculares, pero con brega hasta el final. Triunfó el alemán Sebastian Vettel para seguir incidiendo en la igualdad de un campeonato que enlaza cuatro ganadores y en otras tantas carreras.

Nunca un curso se descorchó con semejante pelea y quinielas tan variadas, un viaje donde no podía faltar el mejor piloto de los últimos tiempos, que en el desierto ha vuelto a gritar victoria tras unos primeros capítulos del Mundial plagados de dudas.

El gran premio indeseado por más de medio Bahréin, la cita que ha sacado los colores al circo de los monoplazas, dejó al menos buen sabor en la pista, mientras desde muchas calles, las más pobres de la isla, se pedía hasta el último minuto la cancelación. Pero se apagó el semáforo y salieron todos desbocados, con Vettel al mando de inicio, sin problemas el bicampeón, mientras por detrás el enjambre se reordenaba.

Dos viejos campeones, Alonso y Raikkonen, escalaron a dentelladas y con distintos argumentos mecánicos. El Ferrari del español se escurrió por el exterior de la primera curva, a derechas, y fue progresando con decisión y delicadeza, de la novena plaza a la quinta, un lugar imposible después de defender con su mediocre coche actual. El finlandés subió con mejores perspectivas, desde el undécimo lugar en parrilla. Necesitó menos de 15 vueltas para aparecer con su revivido Lotus Renault por posiciones de podio. Desde ahí, comenzó su ataque desaforado a Vettel.

Primero Kimi se quitó a su compañero de en medio, el francés Grosjean, y después comenzó a echar el aliento a las traseras del Red Bull del alemán, al que a punto estuvo de adelantar en la vuelta 36, poco antes de la tercera parada de los punteros. Fue un duelo estelar, defendiéndose uno con el propulsor Kers y otro activando el DRS para el asalto al castillo. Tras pasar ambos a por gomas duras, la pugna se desinfló, para alivio de Vettel.

Por detrás, Webber desistió en la intentona por la tercera plaza, bien atada por el sorprendente Grosjen, por primera vez en el cajón. Más abajo, lejos ya de la foto principal, Alonso se revolvía con rabia para intentar mejorar algo su plaza inicial. Tras un buen comienzo, su F2012 se vino abajo ante rivales con más fuerza, como el inglés Jenson Button o el Mercedes de Rosberg. En la recta de meta, el coche italiano volvía a exhibir sus problemas de velocidad punta. Y sin brío, las manos sirven de poco.

Se pasó el asturiano batallando media carrera por el octavo puesto con su propio compañero, Felipe Massa y Lewis Hamilton, que por culpa de unas paradas desastrosas de McLaren acabó en ese patio trasero. El McLaren, tras desembarazarse del brasileño, inició la persecución sobre Alonso, ambos ya con calzado duro. El español resistió y, además, aprovechó el pinchazo de Jenson Button para alcanzar la séptima plaza, el techo de su actual coche en una pista seca y rápida como la de Sakhir. Incluso pudo haber asaltado la sexta por los problemas mecánicos de Di Resta, pero le faltaron unos metros tras un apasionante sprint final con el escocés.

El ferrarista, eso sí, ha salvado el tipo en el arranque del Mundial con muchos más puntos rescatados de los que merece su monoplaza, a la espera de que realmente en la próxima carrera, en Montmeló en tres semanas, funcionen las novedades que va a introducir su escudería. Necesita ese salto urgente para seguir agarrado a un campeonato, que por fortuna para sus ilusiones, está completamente abierto.

A Alonso y Ferrari se les da de cine Bahréin

El Gran Premio de Bahréin se vislumbra como un nuevo ‘vía crucis’ para Fernando Alonso y Ferrari, con el objetivo de intentar minimizar los posibles daños cogiendo la mayor cantidad posible de puntos. En la escudería italiana confían en un nuevo milagro del español en un circuito que le es muy propicio.

El Circuito Internacional de Bahréin ha visto al asturiano hasta tres veces en lo más alto del podio, lo que le convierte en el piloto que más veces ha ganado. Lo hizo primero en 2005 y 2006, ambas ocasiones con Renault en los años en los que fue campeón del mundo. Especial mención merece la primera, ya que también hizo la ‘pole’ (por cierto, que la vuelta rápida de aquella carrera la hizo De la Rosa con McLaren). Luego repitió éxito en su debut oficial con Ferrari en 2010, con vuelta rápida incluida.
Por si fuera poco, Ferrari y Felipe Massa también tienen de qué enorgullecerse. La escudería es la que más victorias ha obtenido en Bahréin, con cuatro en siete años. Y el brasileño es el segundo con más triunfos tras Alonso, con dos. Massa ganó dos años seguidos, en 2007 y 2008.

Así, el actual binomio de Ferrari ha conseguido cinco de los siete primeros puestos en Bahréin. Los otros dos fueron para Michael Schumacher, que logró la primera victoria allá por 2004 cuando aún pertenecía a Ferrari, y Jenson Button, cuando por entonces arrasaba con Brawn en 2009.

Éstos son al menos son algunos datos para ser un poco optimistas y creer que es posible hacer algo, aunque la realidad invita a pensar que a Alonso le volverá a tocar sufrir sobre la pista.

Normalidad en Bahréin
La normalidad y la calma absoluta, es la tónica general de la llegada de los equipos y periodistas de la Fórmula 1 a Bahréin. Una de las novedades es que una persona de la organización aguarda a la salida cada vuelo y ayuda a acelerar los trámites de la aduana, además de a buscar transporte al hotel y al circuito.
Por lo demás, el ambiente que se vive en Manana no difiere, de momento, en nada con otras ediciones del gran premio. No se ve una presencia adicional de policía respecto a otros años en las calles de la ciudad, salvo en el camino al circuito de Sakhir, que dista unos 30 kilómetros de la ciudad.

El martes se registró algún altercado menor en la capital, pero fueron disueltos por la policía sin demasiados incidentes. Fue por la mañana, a primera hora. Luego, todos los equipos pudieron llegar al circuito y trabajar sin ningún contratiempo en la ida o en la vuelta.
La mayoría de pilotos, entre ellos Fernando Alonso y Felipe Massa, llegarán a lo largo de hoy jueves a Manama para comenzar sus trabajo en el circuito y atender a los medios de comunicación.

Rosberg gana en China y Alonso cede el liderato del Mundial

Ha tardado 111 carreras en lograrlo, pero el alemán de Mercedes Nico Rosberg, hijo del campeón del mundo Keke Rosberg (1982), ha logrado su primera victoria en el Mundial de Fórmula 1 en el Gran Premio de China. 57 años después, la firma de Stuttgart vuelve a subirse a lo más alto del cajón, ya que la última victoria databa del Gran Premio de Italia de 1955 con Juan Manuel Fangio.

Nico, de 26 años, ha logrado una victoria impecable de principio a fin desterrando los problemas de neumáticos que han atenazado en las últimas temporadas a la firma alemana y que le impedían rendir en carrera. Esto, unido a la impecable velocidad punta del Mercedes, favorecida por las largas rectas del trazado chino y el ingenioso ‘Conducto S’ que incorpora el monoplaza y que ha declarado legal la FIA hasta en tres ocasiones, fueron decisivos para este histórico triunfo, el primero de un alemán para Mercedes desde que la Fórmula 1 tiene formato de campeonato del mundo.

El podio de esta emocionante e igualadísima carrera lo han completado Button y Hamilton, mientras que Fernando Alonso, penalizado por un lento Ferrari y lastrado por un error (salida breve de pista) en el tramo final de carrera, finalizó noveno, con lo que pierde el liderato del Mundial en beneficio de Lewis Hamilton (45 puntos) y pasa a ocupar la tercera posición con 37 puntos.